QUÉ ES EL TLP (TRASTORNO LIMITE DE PERSONALIDAD)

QUÉ ES EL TLP

El TLP es un trastorno de personalidad muy frecuente en la población clínica.

trastornos-que-se-prolongan-durante-la-infancia-y-adolescencia-2-638

CARACTERÍSTICAS ESENCIALES:

Patrón persistente de inestabilidad en las relaciones interpersonales, el afecto y la autoimagen y un escaso control de impulsos. Lo más frecuente es que estas características se manifiesten al principio de la etapa adulta y estén presentes en muchos ámbitos de la vida del individuo.

CRITERIOS DIAGNÓSTICOS:

  • Patron de relaciones interespersonales inestables e intensas caracterizado por la alternancia entre los extremos de idealización y devaluación
  • Impulsividad, como mínimo en dos áreas, que es potencialmente nociva para el propio individuo (gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria…)
  • Inestabilidad afectiva a causa de una notable reactividad del estado de ánimo (episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad)
  • Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlarla (muestras frecuentes de mal genio, mal humor constante, peleas físicas recurrentes)
  • Comportamientos intensos o amenazas suicidas recurrentes o comportamientos de automutilación
  • Alteración de la identidad; inestabilidad acusada y persistente de la autoimagen y/o del sentido de si mismo
  • Sentimientos crónicos de vacío o aburrimiento. Esfuerzos frenéticos por evitar un abandono real o imaginario
  • Ideación paranoide transitoria relacionda con el estrés o síntomas disociativos graves

Elindice momento de máxima expresión clínica se situa al inicio de la vida adulta, aunque las primeras manifiestaciones de este trastorno las encontramos en la adolescencia y preadolescencia

Los síntomas se atenúan con la edad y alrededor de los 40-45 años declinan los más relacionados con la impulsividad. Al llegar a este punto de la vida, la mitad de los pacientes se habrá estabilizado, pero la otra mitad se aislará progresivamente y es muy probable que acabe con un severo deterioro personal y relacional.

Los pacientes pueden presentar una gran variedad de síntomas, desde síntomas depresivos, ansiosos o irritabilidad hasta conductas suicidas persistentes y clínica paranoide. También se observa una elevada comorbilidad con diagnósticos sintomáticos y es frecuente que reciban tres o cuatro diagnósticos diferentes antes de llegar al TLP

AREAS AFECTADAS:

  • 63c80316c6e56f71d099d8bf36e02bd8-gifÁrea emocional: ansiedad, irritabilidad, ira y su expresión con respuestas emocionales cambiantes y excesivas y con descompensaciones depresivas
  • Área interpersonal: relaciones caóticas, intensas y difíciles. Intensos esfuerzos por evitar el abandono
  • Area conductual: conducta impulsiva, abuso de drogas, conductas bulímicas, delictivas, promiscuidad sexual. Conducta suicida y parasuicida
  • Area cognitiva: desregulación de pensamiento, fenómenos de despersonalización, disociación, etc. Episodios psicóticos.
  • Problemas de identidad: falta de sentido de sí mismo, sentimientos de vacío, duda de su propia identidad.

ORIGEN DEL TLP Y LAS VIVENCIAS EN LA INFANCIA

Según investigaciones, la aparición del Trastrono Límite de Personalidad o borderline, apunta a factores biológicos, sin embargo, cada vez más expertos destacan la importancia de las vivencias en la infancia, concretamente en la relación con el cuidador principal y en los traumas.

 Enrique García Bernardo, psiquiatra del Hospital Gregorio Marañón (Madrid), explica que:

trastornos-de-personalidad-35-638 “La calidad del vínculo con la madre predice los posteriores vínculos que una persona establecerá en su vida. Precisamente, las personas con trastorno límite de la personalidad tienen muchos problemas en su relaciones”. A su juicio, un buen vínculo entre la madre y el niño sería aquel en el que “hay confianza, estabilidad y persistencia; que el niño sienta que su madre estará para él”. Asimismo, el papel de los abusos psicológicos y físicos parece tener una gran relevancia en el origen de este trastorno. “Como el abandono, que no se satisfagan las necesidades del niño. Pero el peor trauma son los abusos sexuales: según algunos estudios, el 60 por ciento de estos pacientes han sufrido abusos sexuales”.

Llegados a la adolescencia, los problemas pueden agravarse.

Néstor Szerman, psiquiatra del Hospital Virgen de la Torre (Madrid),nos explica que:

“Hay distintos fenotipos del TLP. Es habitual ver a adolescentes que han comenzado con un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y que luego son límites. Representan un 10 por ciento de los casos”. Asimismo, entre los adolescentes que sufren este trastorno es muy frecuente el consumo de sustancias adictivas, lo que puede agravar la patología. “Los límites que sufren TDAH suelen consumir más cannabis, cocaína y tabaco, mientras que los que no sufren TDAH tienen un perfil más depresivo, con más ansiedad y tendencia al consumo de alcohol o analgésicos opioides”.

Miguel Gasol, director del Servicio de Psiquiatría del Hospital Generla de Cataluña expone que:

Los profesionales que trabajan con pacientes con trastorno límite de la personalidad o borderline saben que el trato puede ser muy complicado. “El primer año es especialmente duro: ponen a prueba al terapeuta”. Y el problema es que los límites son muy susceptibles a cualquier signo de rechazo. A pesar de ello, la mayoría consiguen mejorar clínicamente al cabo de los años si reciben un buen tratamiento, aunque “sólo uno de cada cuatro consigue trabajar ocho horas al día”.

 

Bibliografía: trastornolimite.com, diariomedico.com, soyborderline.com


ec943b318002282f09c787063e32e162Nayra Martínez Pérez

Cuidadora infantil profesional y estudiante de Psicología

Creadora de Psicocuidado InfantoJuvenil

Dejar un comentario